29 diciembre 2011

Cinco grupos del Tanned Tin 2012 que no te debes perder



Hay muchos motivos por los que organizamos el festival Tanned Tin, pero uno de los principales es poder ver en vivo y en directo a grupos poco conocidos (o directamente ignotos) que luego suelen convertirse en las grandes sorpresas del evento. Algunos han ido creciendo con el tiempo (es decir, ahora ya juegan en ligas mayores), y otros han visto ralentizadas o hasta truncadas sus carreras por falta de marketing o medios, pero yo he disfrutado como un niño viendo a Sodastream, Berg Sans Nipple, The Wowz, Final Fantasy, Wolf Eyes, The Decemberists, Wildbirds & Peacedrums, Beach House, Sam Amidon, Barzin, Deer Tick, Munch Munch, Agent Ribbons...

La edición del 2012 intriga debido a la gran cantidad de debuts que van a producirse en el escenario del Teatro Principal de Castellón, y al hecho de que nos volvamos a reafirmar en la filosofía del festival: el cartel como un menú degustación preparado a fuego lento y con cariño que seremos los primeros en catar.

A estos cinco quiero ya hincarles el diente:

Papercuts: Centrándonos tan solo en su nuevo álbum para Sub Pop, Fading Parade y en sus sofisticadas y adictivas canciones, hay que decir que la banda liderada por Jason Robert Quever se encuentra a punto de dar el gran salto, como recientemente han hecho grupos como The Decemberists, Port O’ Brien, Okkervil River o Beach House. Y es que su pop orquestal (spectoriano a ratos), sus estribillos pegadizos, el uso de guitarras acústicas, cuerdas, piano, teclados de todo tipo y cinta analógica, convierten temas como “Do What you Will” o “Do You Really Wanna Know” en clásicos instantáneos en los que confluyen frescura, buen gusto y tradición. Conóceles un poco más

The Black Swans: Jerry DeCicca y sus The Black Swans llevan cultivando su folk oscuro y tortuoso desde el 2000 por medio de viñetas de tono existencialista que beben tanto de poetas como Robert Creeley como de clásicos estilo Kris Kristofferson. A Jerry le gusta cantar sobre las vicisitudes tragicómicas de la vida íntima en pareja (incluso como mera fantasía platónica), pero en su último álbum, Don´t Blame The Stars (Misra, 2011) se decanta por el hilo conceptual de ser agnóstico y tener que poner toda tu fe en la música y los amigos en vez de en un poder superior. Que rinda reverencia al R&B, el country y a gente como Roy Orbison, Jimi Hendrix o Sam Cooke, simplemente añade más leña a su fuego musical y espiritual. Conócele un poco más

Fair Ohs: Es posible que el Afro-pop esté de moda, y también el Punk Tropical, pero… ¿y si un grupo que comenzó haciendo hardcore y luego derivó hacia el punk y el garaje combina ahora los sonidos de tres continentes diferentes con la frescura de un daikiri de mango con pimienta jamaicana? Resulta que el trío de Londres logra sintetizar en las canciones de su álbum de debut Everthing is Dancing toda la efervescencia y la alegría de vivir que se siente el último fin de semana de unas vacaciones soñadas. Y por tanto, también la misma tristeza y la presentida nostalgia de volver a la oficina con tus diez pasos de baile y una colección de estribillos en la cabeza. Conóceles un poco más

Patterns: Para los que opinan que la mejor música independiente de las Islas Británicas de las últimas décadas se hace al margen de escenas y campañas de marketing, descubrir al cuarteto de Manchester resulta toda una reafirmación. Con apenas una decena de canciones en su haber y ya mereciendo cada una de sus influencias (Animal Collective, My Bloody Valentine, Deerhunter, Flying Lotus…), escriben “textos sobre ser jóvenes y buscar tu lugar en el mundo” con un punto de urgencia y excitación, pero también de explícita melancolía. Patterns le dan una necesaria vuelta de tuerca al dream-pop; fabrican himnos que te aprendes casi por hipnosis. Conóceles un poco más

Zun Zun Egui: Zun Zun Egui –uno de los últimos fichajes del exquisito sello Bella Union- son de Bristol y lo suyo es el rock libérrimo, la energía cinética y el tribalismo. Otro de esos grupos que comenzaron auto-editándose y van a acabar sentando cátedra por medio de ese miasma sónico con atisbos de baile que es su álbum de debut Katang. Estamos ante 50 minutos de canciones contagiosas, intuitivas, viscerales y directas. No todos los días nace una banda con un léxico musical tan universal y al mismo tiempo con tantas lecturas posibles y hasta contradictorias. Liderados por Yoshino Shigihara, Zun Zun Egui consiguen que ser “moderno” no esté pasado de moda. Conóceles un poco más

Entradas y abonos aquí

No hay comentarios: