27 septiembre 2008

Grouper sobre Grouper


Liz Harris (Grouper) sobre el split CD junto a Inca Ore que publica Acuarela esta semana que entra.

Eva y yo nos conocimos la primera vez que estuve en Portland. Desde entonces, hemos tocado y compuesto música juntas con algunos amigos. También compartimos casa durante una temporada en Oakland. Habíamos hablado desde hace mucho sobre lo de hacer un split entre las dos. Siempre me ha gustado mucho la música de Eva, y había estado escuchando nuevo material suyo, cosas que había grabado ella sola, y pensé que aquello era realmente intenso y bonito de verdad. Era una música un tanto extraña sobre estar en un lugar lejano, como en una especie de prueba o viaje del que sacar algo en claro. Mientras grababa mis temas, recibía mails suyos desde México, adonde ella había huido precipitadamente, sin planes ni motivos. Me hablaba de fiebres, de la sensación de sentirse feliz o abandonada en un lugar desconocido de un modo intermitente e imprevisible. Yo estaba pasando el invierno en Portland, sintiéndome muy sola en una ciudad nueva para mí; era esa clase de soledad que sientes dentro de ti, cuando te encuentras sola incluso estando rodeada de gente. Andaba buscando el gato de mi vecina, que había desaparecido misteriosamente, siguiendo su propio camino. Mi vecina estaba hundida, había estado lloviendo y tronando sin parar durante días. Llevaba demasiados días sin saber nada del gato. Todo estaba oscuro. Decidí que la misión de encontrar a ese gato era mía, que debía hacerlo por ella, que si yo no lo encontraba nadie lo haría. Sabía que esa era una forma un tanto extraña de pensar, pero después de que aquella idea se me metiera en la cabeza no pude sacármela. Así que pasé horas fuera en la lluvia vagando por el vecindario y alrededor de casas abandonadas y zonas en construcción, llamando por su nombre a Pica. Estaba muy deprimida en aquel momento, no me sentía conectada al mundo de las cosas que me rodeaban, al mundo físico, y buscar a aquel gato se convirtió en algo en lo que concentrarme, a lo que dedicarme cada día. La música que acabé haciendo no escondía ni esconde una relación directa con todo aquello, no existe una canción sobre ese gato en particular, sobre ese animal perdido y yo sintiéndome triste por ello, porque en el estado mental en el que me encontraba no lo sentía así. Sentía algo mucho peor, como si hubiera una maldición que estuviera conjurándolo todo, barriendo todo a mi alrededor, llevándose una parte de mí, al gato, a Eva, hacia un lugar oscuro, que posiblemente se encontraba en un plano distinto al de todo lo demás. Un lugar del que habríamos de encontrar nuestro camino de vuelta, y por mucho que yo buscara ese camino no serviría de nada porque tanto ellos, el gato y Eva, como yo no nos encontrábamos en ningún sitio. Algo misterioso tenía que ocurrir, algo de lo que debíamos aprender. Con todo eso encima, empecé a sentir que algunos símbolos se combinaban para tomar una forma común. Algo oscuro, femenino y poderoso que intentaba brotar desde lo hondo, tratando de escapar de algún agujero para luchar contra sí mismo y crear un espacio nuevo en torno a mí.
Liz Harris (Grouper)

Compralo aquí
Myspace de Grouper
Myspace de Inca Ore

No hay comentarios: