18 septiembre 2008

Lo malo de Okkervil River



Llevo años esperando un disco como el de Jeremy Jay. Un disco que me parezca moderno y antiguo al mismo tiempo. Y que no me produzca remordimientos por no haber admirado su obra anterior, ni problemas de conciencia por arrodillarme ante el espejo más que ante el reflejo. Sirva esto para recomendar “A place we could go” (K Records), sobre todo porque pienso que, conceptualmente, es lo que Okkervil River querrían estar haciendo ahora. Algo atemporal y moderno a la vez, tradicional sin traicionar, vivo y coleando, sin complejos. La verdad es que siempre siempre he puesto a Okkervil River en un pedestal. Por eso cuando me pidieron hacer la crítica de este trabajo me aferré a mi salida de incendios, a mi barra americana, a mi mostrador.
“The Stand Ins” no es su mejor álbum, en realidad se trata de lo peor que han editado, cantado o interpretado nunca. Y no quiero que se sospeche de mí. Dentro del top10 de los mejores conciertos de mi vida se encuentra uno del grupo liderado por Will Sheff. ¡!!!Y en el top3 están Leonard Cohen, Bob Dylan y The Cure!!!! Me he subido al escenario para quedarme con el tracklist en una de sus actuaciones. He traducido sus letras para impresionar a alguien que ahora es nadie. Me ha dado por grabar discos suyos, como “The Stage Names” o “Black Sheep Boy” a novias, ex novias, amigos, y futuros ex amigos. Por eso me apena tanto que “The Stand Ins” sea una obra tan flácida y vacía. Está claro: Okkervil River es un grupo con más estilistas que estilo propio. Will ha cambiado de peinado. Se visten con ropa moderadamente más cara. Y sus canciones, bueno, sus canciones suenan a Gene. ¿Alguien se acuerda de Gene? Sí, aquellos que eran como la mala copia de una edición facsímil de una fotocopia de The Smiths. Y “The Stand Ins” es puro Gene, algo así como el piso piloto que nunca lograrán vendernos.

1 comentario:

Tambores y Pistolas dijo...

Uff, el peor insulto que se le puede dedicar a un grupo hoy en día es sonar como Gene. (También vale Echobelly cuando canta una señorita)