01 marzo 2009

Elvis Memphis


Por una casualidad del destino –el haber nacido un 24 de diciembre y no en cualquier otro día- me llamo Jesús y no Elvis; y sobre todo, estoy vivo y puedo escribir estas líneas. Mi madre era y sigue siendo una fan acérrima de Elvis Presley, y estaba decidida a bautizarme haciendo honor al Rey del Rock. Háganse una idea: estamos en Cádiz, 1972. Yo no hubiera sobrevivido a una infancia con ese nombre. Las chanzas, empujones, bromas, collejas y directamente palizas en el colegio hubieran sido constantes. El recreo hubiese sido una tortura. Cada clase, un parte de guerra.

Pero tuve suerte y me llamo como otro famoso mártir, esta vez con barba y un padre carpintero. En todo caso sí heredé una afición muy temprana a las canciones de Elvis. Creo que lo primero que escribí fue una especie de fanzine (en aquellos momentos yo ignoraba lo que eso significaba) en una cartulina roja en la que pegué fotos de mi ídolo y desarrollé una historia-cómic sobre sus últimos días y desenlace final a manos de su pérfido médico (Georges Nichopulos).

Luego, con más conocimiento simplemente me enamoré de discos como “The Complete Sun Sessions”. Tanto, que terminé viajando a Memphis, Tennessee en abril del 2002. Y esto es un breve resumen de lo que allí encontré mientras en mi discman sonaba este CD (primero editado en el 87 y luego reeditado en el 99) en repeat, a todas horas.

Seguir artículo (Memphis y Elvis) aquí >

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ensayando una mueca.

Jesús Llorente dijo...

Ahí m'as dao.

the ugly faced boy dijo...

Oye, pues creo que Jesús, dejando a un lado la enjundia cristiana, es un buen nombre.

Yo tambien tuve problemas con el mío, según cuenta la leyenda típica de "el niño se llamará como su abuelo y su padre" a lo que la madre le espeta "si se llama como la tradición paterna, te quedas sin niño y sin esposa".

Acabé al final con un acuerdo tácito de ambas partes, y con un nombre compupuesto por, según mi teoría, un nombre "de pueblo" - Francisco a.k.a "Paco, Curro, Frasco" - y un nombre "oseah" - JAVIER -

Lo mas irónico es que el mundo ni usa el primero, ni el segundo. Fruto del tratamiento paramilitar "cuarteril" del colegio y demás instituciones te encasquetan el apellido, y santas pascuas.

Se le añade eso a tus amistades y et voilá...TU NOMBRE ES TU APELLIDO.

Solo tus parejas te suelen llamar por tu nombre, con el consiguiente "momento bizarro" en el que cuando te presentan a una fémina digamos "futurible"...te presentan siempre con tu apellido.

Yo creo que Kafka podría haber hecho algo con esta diatriba.

Aunque en el fondo es otra pataleta mía (y llevo ya unas pocas en este blog, con lo cual hasta me ruborizo).

THE UGLY FACED BOY

PD. terminando con un poco de humor, mejor lo nuestro que uno de los hijos del actor Nicholas Cage. Es tan jodidamente freak de los comics que lo bautizó con el nombre "kryptoniano" de Superman. O sea, hay por el mundo un hijo de actor llamado KAL-EL.
No se si reir por el niño o llorar por él.