18 agosto 2011

MAIN: el esperado regreso de Robert Hampson, un artista del sonido.



MAIN (Robert Hampson y Stephan Mathieu)

Tras la desaparición de Loop (la cara oculta y macarra de Spacemen3 durante los 80, y también uno de los grupos más influyentes dentro del noise-rock de las últimas décadas), su líder y portavoz Robert Hampson creó MAIN, un nuevo proyecto junto al también ex-Loop Scott Dowson. La idea inicial era explorar las posibilidades de la guitarra eléctrica, pero más por sustracción que por adición, muy lejos de las premisas de Loop.

Mezclando dichas texturas eléctricas con grabaciones de campo, música concreta y collages de cortatypega, además de eludir las estructuras rítmicas basadas en instrumentos convencionales como la batería, el dúo pronto creó nuevas formas de música inspirada en la guitarra (al principio sin usar ordenadores), desde el seminal Hydra (91) hasta el minimalista Firmament III (96), pasando por discos tan cruciales para entender el concepto de experimentación sónica como Dry Stone Feed (92) o Motion Pool (93).

MAIN fueron incluidos en los movimientos del Post-Rock y el Aislacionismo, y con el temor a ser encasillados, hicieron todo lo posible para alejarse de cualquier etiqueta, con el objetivo de ser tratados como una entidad única. Aún conscientes de su entorno musical y siempre ávidos a la hora de reconocer a los pioneros (y aquí queda como legado Ligature, una colección de remezclas de sus canciones a cargo de gente como Paul Shültze, Jim O’Rourke o Paul Kendall), Main se centraron en su modus operandi y ahondaron en su propio espacio interior: abstracción, drones, melodías industriales, el arte de lo efímero…
Con la salida de Dowson en 1996, Hampson decidió considerar a MAIN como su proyecto unipersonal, aniquilando cualquier rastro de guitarra, con la sensación de que había agotado todas las posibilidades del instrumento. La crítica pensó que eso significaba un acercamiento al ambient (en realidad, todo lo contrario) y un frustrado Robert se resignó a publicar el canto del cisne de MAIN, titulado “Surcease” (05).

Ahora, tras seis años trabajando en discos en solitario, bandas sonoras y aventuras varias, Robert ha decidido volver con MAIN, pero en una forma más colaborativa e invitando a un número flotante de amigos y músicos. La primera versión de este asombroso renacimiento supone su encuentro con el artista del sonido Stephan Mathieu. Usando nuevo material melódico, electrónica y samplers, y uniéndolo a las armonías espectrales de Mathieu para instrumentos de cuerda, órganos y aparatos de radio, una nueva era para MAIN ha comenzado.

Y sí, por lo visto, habrá guitarras otra vez. En breve se anunciarán fechas en España y Portugal.

Dry Stone Feed
Motion Pool
Ligature