20 marzo 2011

Frases desechas (I)



¿Qué culpa tengo yo de tener dinero? Me río contigo no de ti. Un buen orujo después del almuerzo ayuda a hacer la digestión. Tu amiga es muy guapa, y tú muy simpática. No quiero hacerte daño. Aquí el único que se moja soy yo. O todos moros o todos cristianos. En España se lee poco y se publican muchos libros. El Teatro está en crisis. Otra vez sin películas españolas en Cannes. Solo leo la prensa del corazón cuando voy a la peluquería. Lo tuyo no tiene nombre. Te quiero pero no estoy enamorado de ti. Ya no tengo edad para estas cosas. Otro añito más en el infierno. No somos nada. Los políticos no se enteran. Todos los políticos son corruptos. También hay políticos honestos. El Parlamento legisla de espaldas al pueblo. El pueblo no es tonto. El público sabe lo que quiere. Esto es lo que demanda la audiencia. Hablamos el mismo lenguaje. Estoy hecho de otra pasta. Este semestre voy a suspender. No he estudiado nada. Solo me sé la mitad del temario. Voy a estudiar una hora cada día. Es la última vez que me quedo despierto estudiando. Han puesto justo la que no me sabía. Espero que no haya preguntas de relacionar. Me tienen manía. Vamos a ser coherentes. La respuesta está en el viento. El fútbol no es lo que era. No voy a repetir los mismos errores que mis padres cometieron conmigo. Es un mal momento para tener un hijo. ¿Me puedes dejar tus apuntes? He suspendido hasta Recreo. Te espero abajo. Eso lo arreglamos en la calle. De portería a portería guarrería. Penalti y gol es gol. El inglés no se me da bien. El latín no sirve para nada. Tengo una media de cuatro con cinco. ¿Llevas chuleta? Dile a Laura que me gusta Marta. Voy a hacer un trabajo para subir nota. Dile a Marta que me gusta Laura. Este fin de semana cada uno sale con sus amigos. ¿Alguien ha traído balón? Tú, gordo, de portero. No hables con ellos, que son repetidores. Nos vemos en septiembre. Ponte cómoda. No quiero que pienses que me estoy aprovechando de ti. ¿Te importa que apague la luz? No tienes nada de qué avergonzarte. Me da un poco de corte. Apenas nos conocemos. No tienes nada que no haya visto antes. ¿Te puedes echar un poco a la izquierda? Mi antiguo novio no hacía estas cosas. ¿Te queda mucho? ¿Ya? Podrías moverte un poco más. ¿Qué te pasa? Podrías tocarte tú un poco. Déjame a mí. ¿Cuántos llevas? Qué suerte tienes. Espera, que voy un momento al baño.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡qué fortuna les espera a la guapa y a la simpática! Ellas si que te quieren mal y aprovecharse de ti.Tu te enrollas con la guapa y la otra que se busque la vida pero iran de gorra a tus conciertos y borrachas a costa tuya ¡salud!

Anónimo dijo...

hola si però marrons de xocolata,d'avellana, també eren els d'un Jordi,d'un Alistair,i els últims els ulls del Jesús al concert dels Wave.Que t'hagis escrit fa segles amb algú no significa res i que puguin estimar-se dos desconeguts no és res de nou.Es curiós,volia anar al concert de Barcelona ara a l'abril amb vosaltres i si m'el trobava disculpar-me per la meva estupidesa,però la meva il.lusió aquella fou autèntica.Què hi farem.Ara em sembla que tot plegat no té cap ni peus i jo mateixa vaig sense cap ni peus,volant,que se m'emporti el vent sense més preguntes i quan el vent pari la patacada serà bona.