20 marzo 2011

Migala: diario de gira de hace 10 años. Capítulo 1



Hace exactamente una década escribí un diario centrado en la gira de presentación del disco Arde de Migala por varias ciudades europeas. Eran unas notas más anecdóticas que musicales, y que hay que releer con cierta indulgencia, sobre una serie de fechas por Francia, Holanda, Bélgica, Portugal y España en las que acompañé al grupo y que me marcaron para siempre.

Reencontrarme con ello y en cierto modo volverme a perder en quien yo era entonces (lo único que recuerdo de aquellos años es todo lo que escribí sobre lo que me estaba pasando, sobre lo mucho que me estaba pasando) es una experiencia desconcertante.

Con Migala tuve un proceso de acercamiento como no he tenido con casi ninguna banda del sello: nos hicimos amigos. Bebíamos juntos, viajábamos juntos, jugábamos juntos al baloncesto en varios veranos e inviernos inolvidables. Era una época que ya no volverá nunca más y que recuerdo con el cariño de quien todavía siente el bálsamo del compañerismo (en versión pavesiana) cada vez que se reúne con ellos, o los ve por casualidad. Hay que recordar que Nacho Vegas, que todavía no había publicado su debut en solitario, era por entonces miembro oficial del grupo. Grabó en tres de sus discos de estudio y hasta salió algunas fotos promocionales.

Con todos tengo cierto contacto, y con algunos (num9, El Hijo) sigo trabajando, aunque desde entonces Migala hayan ardido de muchos modos: publicando trabajos que eran el cielo y el infierno, quemándose en varios amagos de separación hasta finalmente desintegrarse, convirtiendo el humo de muchas canciones y conciertos en un fuego que nos vamos pasando de mano en mano para que nunca se apague del todo.

Quizás fuese su último álbum, esa aventura que es La Increíble Aventura el que todavía sienta más cercano. Es como si hasta aquel momento hubiésemos evolucionado de forma paralela para encontrarnos en una obra en la que lo importante no es lo que se dice (solo hay dos temas cantados), sino cómo se dice (con música e imágenes). El ruido y la furia, la selva y la fiesta, el futuro y la nostalgia, el hola y el adiós de quien sabe que el arte, el compromiso y el sentido del humor son lo único que puede salvarnos de la hecatombe.

Será una entrega por capítulos. En breve, la introducción al diario y las primeras fechas, comenzando con el 16 de marzo del 2001. Hace diez años y cuatro días.

-Migala en Sub Pop
-Vieja página oficial del grupo
-Vídeoclip de "The Guilt"
-Arde en Spotify
-Facebook